Un apilador manual es lo que necesitas y es muy fácil de usar

apiladores manuales

Los apiladores manuales son relativamente fáciles y seguros de manejar, incluso pueden ser usados con seguridad por trabajadores aprendices.

La forma de conducir un apilador manual es algo muy sencillo

El trabajador debe mover las cuchillas dentro de la plataforma de carga, para después empujar el mango y poder levantar la paleta del suelo.

A continuación, arrastrará el peso a través del carrito de plataforma adonde lo necesite llevar.

Características de los apiladores manuales

Estos apiladores manuales son extremadamente fuertes y funcionales, ya que están pensados para soportar cargas pesadas, siendo esta la opción preferida en varios sectores industriales donde se maneja mercancía de cierto peso como en las tiendas minoristas, industrias de servicios de alimentos, almacenes y fábricas de productos químicos.

Los apiladores manuales por lo general están hechos de acero inoxidable mientras otros son galvanizados para que sean más resistentes a la humedad, haciéndolos perfectos para laboratorios y para poder manipular material corrosivo, siendo también totalmente adaptable a todo tipo de terreno y medio ambiente.

Si tienes un almacén, el equipo de manipulación y transporte de materiales juega un papel importante en la eficiencia de trabajo global porque afecta la productividad, reduce al mínimo los tiempos de parada y previene lesiones al mover con seguridad las mercancías.

Como estos apiladores permiten a los operadores mover volúmenes de carga en un tiempo relativamente corto, eso significará que los trabajadores no se cansan fácilmente y no se producen retrasos en la producción. Como los apiladores están diseñados ergonómicamente, los operadores no tienen que doblarse en posiciones incómodas para trabajar.

En almacenes o fábricas, para las tareas simples como el levantamiento y la organización de los bienes y otros productos, se consume mucho tiempo, pero con un apilador de alta calidad en varios tamaños y distintas capacidades de manejo de carga vas a ahorrar tiempo y vas a organizar todo de manera eficiente.

¿Por qué disponer de un apilador manual?

Un apilador manual te soluciona el problema de espacio que puedas tener, pero los apiladores eléctricos son muy útiles gracias a su sistema hidráulico integrado que tiene estas características:

  • Pueden ser manejados manualmente o por la batería.
  • Son extremadamente seguros
  • Se le han incorporado características importantes de seguridad.

Si te preocupa la seguridad interna de tu negocio, entonces los apiladores manuales te ofrecen la seguridad necesaria. Las estadísticas muestran que la mayoría de los accidentes de trabajo se deben a la manipulación de cargas pesadas que se pueden evitar con estos instrumentos simples pero muy eficaces.

Además los apiladores:

  • Pueden ser fácilmente manejados por cualquier persona
  • Nunca causan ruido, son prácticamente silenciosos
  • Muy fáciles de adquirir
  • Requieren un mantenimiento mínimo.
  • Otras consideraciones
  • Vigila los límites de carga para que no se dañe tu apilador
  • Lee las instrucciones de operación para que sepas otras normas de seguridad.

Por más de 70 años los apiladores han demostrado ser uno de los equipos más eficientes para la conducción de materiales y que potencialmente pueden aumentar la eficiencia del almacén cuando se usa correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *